[Columna]El lago de la sangre y el Conflicto Mapuche


Es en la obra de Mc Beth de Shakespeare, donde hay una imagen, que es la imagen del lago de la sangre, donde dice que una vez que hemos cometido el primer asesinato y estamos ya metidos en el lago de la sangre, la salida es hacia adelante, o sea, hacia atrás ya no tiene sentido. (Imanol Zubero, Doctor en Sociología, Miembro de Gesto por la Paz).

Quise partir con esta cita, porque ya hay muertes a ambos lados, por un lado tenemos a Alex Lemún, Matias Catrileo y Jaime Mendoza, por el otro, el sargento Hugo Albornoz, por ende, pronto final al Conflicto Mapuche no se le ve, es más, conjeturo que más sangre correrá, sangre de ambos bandos y sangre inocente, espero que la situación no llegue a tal extremo.

La sociología dice que una vez que se cometió el primer asesinato en pos de una causa, lo que sigue es el camino de la sangre, continuar matando hasta que una de las partes se canse, sí, es una carnicería cruel e inútil, pero prácticamente inevitable, en la que se enfrentarán hermanos de sangre, padres e hijos, quisiera encontrar alarmistas mis palabras, pero la historia tiene su peso, la pugna que se inició en 1823 entre Liberales y Conservadores trajo consigo años de disputas en las calles, revueltas callejeras y alzamientos militares, llevando incluso al país a una guerra civil, que terminó con la muerte bravos chilenos –muchos de ellos que pelearon por la independencia–, exilio y cárcel.

Es la sed de venganza la que agranda el «Lago de la Sangre», pues cada bando que pierda a un hombre, intentará cobrar la cuenta y con intereses. Es algo natural del hombre y lamentablemente tal como lo dice Zubero, la salida siempre es hacia adelante, porque con susceptibilidades heridas en ambos bandos es muy difícil reconciliar posiciones opuestas.

La historia viene de mucho antes, en 1643 el Imperio Español reconocía la soberanía de la Nación Araucana, quedando el río Biobío como frontera entre el Reino de Chile y la nación mapuche1, Entre 1861 y 1868 se produjo lo que hoy llamamos como «Pacificación de la Araucanía», si bien es cierto tras esta se logró por fin anexar la Araucanía al territorio nacional, el problema es que el Estado Chileno jamás le declaró la guerra a la nación araucana, por ende, se trató de una acción imperialista, esta es la base del actual conflicto mapuche, pues los mapuches no sienten haber perdido una guerra, sino más bien que sus tierras fueron arrebatadas sin motivo.

A mi como winka nacionalista me duele ver como ya hemos pasado un punto de no retorno, pues no sólo le hemos arrebatado las tierras a un pueblo, sino también gran parte de su cultura, hoy ya muy pocos hablan el mapudungún, en la Araucanía la población blanca-castiza2 es mayoría, gran parte de su población se siente más chilena que mapuche, bajo mi prisma lo único que se puede hacer para remediar este estado, es implantar un sistema de federalismo étnico, algo así como lo es la Mitocondria para la célula, sería Wallmapu para Chile, la mitocondria tiene ADN propio, pero está dentro de la célula.

Blancos y araucanos deben trabajar por la paz, porque aquí no se trata de un conflicto entre razas, sino de un conflicto de Estado, como decía, blancos y araucanos deben buscar la paz, unirse y buscar su destino común, quienes odian las uniones son los enemigos de los pueblos, de la libertad y las tradiciones, porque para qué estamos con cosas, la independencia de Wallmapu no es más que el sueño utópico de uno que otro romántico, pues según el censo de 2002, en Chile 600.000 personas se declaró de ascendencia mapuche, pero el 80% de éstos vivía en Santiago y sinceramente dudo que se trate de un plan de invasión secreta a la capital...

1Carlos Contreras Painemal, Koyang: Parlamento y Protocolo en la Diplomacia mapuche-castellana siglos XVI- XIX. Alemania, 2007.
2Castizo es aquel que a pesar de tener sangre española e indígena, vive bajo las costumbres europeas.

Por: Francisco Javier Urzúa Rodríguez.


Chelenko Noticias

Las opiniones vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de «Chelenko Noticias».
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.