"A las madres de Aysén" - Por Alonso Nuñez L.

No están solas, me niego a dejarlas, por que dejo mi memoria. Me niego a olvidarlas, porque olvido mi pasado, están presentes, conmigo, con todos los que entendemos que en vuestra paz, está la paz de todos, está la paz nuestra.

Las cuento y las canto en donde puedo alzar la voz, las nombro, porque en sus nombres están los de sus hijos, mis amigos, mis compañeros de escuela, de la pobla, los nombres de Aysén y en ellos, los nombres de los que aún no han recuperado la Paz, de los que extrañan y vuelven a levantarse una vez más, todos los días, esperando que el culpable aparezca para pedir perdón o para que la Justicia, esa mujer inerte, se haga cargo de que paguen.

Las sigo cantando, pues nuestra canción también cumple 10 años, mi canto este octubre también cumple 10 años, y fue en una clase de física, en 4º medio del liceo, en donde me largue a escribir “Por justicia y Moraleja”, pensando en acompañarlas, pensando en hacerme parte en cada procesión, y la canté en la radio, y parado sobre un camión, en cada caminata que bajo la lluvia de Aysén hicimos, frente a las casas de los que todo un pueblo inculpó y nadie fue capaz de señalarlos o nombrarlos ante la justicia, por miedo, por ese miedo que a los que gobiernan, tanto les conviene. Pero siguen en nuestras memorias los nombres y las caras también de quienes las traicionaron, de quienes usando cargos públicos, en aquel entonces, las traicionaron.

Sigo empeñado en cambiar este mundo que nos agarra, para eso canto junto a muchos que han querido que su canto sea voz de nuestras madres, de un pueblo mapuche, de un grito en la Patagonia, ese sentimiento no cambia, sigue intacto como hace 10 años y sigue convenciéndome de que no cantamos para las radios ni los grandes holdings que han transformado la música en un producto como la educación o la salud, nosotros cantamos porque ustedes existen, porque es nuestra forma de gritar con ustedes donde estemos.

A través de estas palabras escritas a la distancia, quiero declararme feliz de que hagan que me sienta cerca cada vez que las encuentro y me regalan su abrazo, quiero declararme feliz de que sean ejemplo de resistencia para los patagones, feliz de que sean mujeres y madres que nos enseñan que hay causas que trascienden luchas sociales.

Les escribo un abrazo sureño y muy grande.


Alonso Núñez
www.alonsonunez.cl

Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.