Shoa informó adelantos en red de monitoreo del nivel del mar

El Programa Copas Sur-Austral de la Universidad de Concepción organizó charla informativa acerca de cómo ha ido mejorando el sistema de alarma del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile-Shoa-desde el año 2010.

A tres años y tres meses del terremoto y posterior tsunami ocurrido el 27 de febrero de 2010, el Programa Copas Sur-Austral de la Universidad de Concepción organizó una charla para entender qué se ha estado haciendo para fortalecer el programa de monitoreo en la costa chilena, punto esencial para implementar una alerta temprana.

Fue el Capitán de Corbeta y jefe del Departamento de Oceanografía del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (Shoa), Miguel Vásquez Arias, quien explicó el fortalecimiento de la red que estudia los niveles en el mar.

El funcionario explicó que el sentido práctico de la red debe ser establecido por la emergencia misma, esto es, un tsunami. Efectivamente, el evento producido en el litoral aquel 27 de febrero, hizo que la Armada reestructurara y mejorara los procedimientos tanto de adquisición de datos como del manejo de la información.

“Hemos mejorado los tiempos de transmisión, antes eran cada una hora y hoy cada cinco y hasta un minuto inclusive (dependiendo del sistema de transmisión que se utilice), abarcando desde Arica hasta la Antártica, lo que nos permite entregar información a la Onemi sobre el nivel del mar, propiciar un mejor manejo de la emergencia y salvaguardar la vida de las personas”.

Sobre cómo opera la red, Vásquez detalló que los primeros datos se basan en la información preliminar de sismo que entrega al Shoa, el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, evento que sigue siendo el gatillante de una alerta o alarma de tsunami y cuyo lapso de tiempo dependerá de la magnitud del sismo, aunque existe un promedio de un minuto.

A partir de esto, el Shoa evalúa la información, identificando la probabilidad de la amenaza de tsunami en las costas de Chile. A partir de este punto y a través de la red de monitoreo del nivel del mar, lo que se hace es confirmar o descartar la amenaza.

Sobre lo avanzado desde 2010, Miguel Vásquez recalcó la entrega de datos en tiempo real, versus la hora de desfase del sistema anterior, lo que dentro de un contexto de manejo de una emergencia, es un tiempo que hace la diferencia entre la vida y la muerte de personas.

Asimismo, subrayó la robustez de la actual red de monitoreo, ya que maneja dos sistemas de comunicaciones y dos tipos de sensores. “Hemos insistido en instalar el concepto de redundancia. Por ejemplo, el nivel del mar lo medimos con sensores: de presión (bajo el agua), y otro aéreo, es decir, siempre contamos con un respaldo”.

En cuanto a las estaciones de monitoreo a lo largo de la costa chilena, el funcionario explicó que éstas se han duplicado desde 2010 (de 20 a 35 estaciones en la actualidad y se busca cerrar 2013 con 40), lo que es esencial para una caracterización de un tsunami desde Arica a la Antártica, incluyendo las islas.

Rangos de responsabilidad

Los integrantes del sistema de alerta temprana son básicamente tres: el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, entidad que detecta y caracteriza el sismo desde Santiago a través de su propia red de sismógrafos, la cual también se ha densificado en cuanto a comunicaciones, respaldado esto con tecnología GPS de transmisión continua.

El Shoa, con la evaluación en base a la información preliminar del sismo, ejecuta la primera difusión de información incorporando los datos de la red de monitoreo del nivel del mar.

La Onemi, que desde Santiago coordina al Sistema de Protección Civil y difunde a la comunidad costera.

La red

La red de monitoreo del Shoa está conformada por mareógrafos y las denominadas boyas Dart.

El jefe del Departamento de Oceanografía del Shoa, Miguel Vásquez, recordó que las estaciones de mareógrafos fueron actualizadas, lo que ha permitido tener más de un canal de comunicación para la entrega de información.

“Chile poseía una boya Dart a la altura de Pisagua. Son elementos pensados para eventos de campo lejano, sin embargo, hemos buscado que también sirva para un campo regional dentro de Chile. Hemos instalado una segunda boya Dart en las cercanías de Caldera, lo que responde a que el mayor riesgo de un tsunami destructivo se centra en el norte del país, y que afectaría hacia el sur”.

Estados adoptados por el SNAM (Sistema Nacional de Alarma de Maremotos)
Informativo de sismo: ponga atención que hubo un sismo importante.
Precaución: debe mantenerse alejado del mar.
Alerta: el sismo tiene condiciones iniciales para que se genere un Tsunami.
Alarma: por las características del sismo o debido a la detección de un Tsunami es inminente que la población costera se vea afectada.
Cancelación: la amenaza de Tsunami ha finalizado; sin embargo pueden existir otros efectos asociados al evento que deben ser considerados antes de volver en forma segura a la actividad en el borde costero.




Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.