Aysén y el desafío de lo que viene - Columna de Andrés Guillmore

En la época de los colonos el sueño primario era doblarle la mano al destino, afincarse, lograr la pose de la tierra, sobrevivir y sobre todo no morir en el intento. Hoy cuando mucha agua de origen glaciar ha pasado por los ríos de Aysén, la región en los últimos años se ha transformado en un icono planetario, considerada como una reserva de vida, apetecida sobre todo por los intereses de las grandes transnacionales por sus riquezas naturales. Esta claro que la preocupación actual se ha diversificado desde los inicios y el objetivo hoy en día es desarrollar un proceso interno que nos permita la tan ansiada sustentabilidad social y económica, sin perder bajo ningún punto de vista la relación histórica-cultural y social con el medio. El desafío no es simplemente salvar bosques, ríos, glaciares y lagos como se podría pensar simplemente desde el otro lado de la vereda. La idea es preservar integrando todos los procesos productivos regionales en pos de un solo objetivo.

El desafío dadas las circunstancias políticas actuales del país y los cambios sociales a nivel regional hacen que definitivamente la creación de un plan de desarrollo autónomo y estratégico sea primordial, que cuente con un debido ordenamiento territorial e una planificación en base a lo que somos, considerando nuestra diversidad interna como eje central, tomando en cuenta nuestras diferenciaciones climáticas, geográficas, sociales y culturales; debemos generar decisiones representativas de acuerdo con nuestra realidad, con protocolos regionales y no foráneos, como lamentablemente ha venido sucedido en las últimas décadas, que han obstruyendo de una manera u otra nuestra la proyección social y el desarrollo regional que necesita Aysén.

Debemos iniciar a como de lugar un proceso interno de reevaluación para mejorar la educación impartida en la región y verificar su calidad con valores propios también, con consecuencia y responsabilidad cultural y social, entendiendo la responsabilidad y lo que representa vivir en el territorio.

Necesitamos mejorar la gestión de las autoridades regionales en todo orden de cosas y de nuestros representantes en el congreso, que deben entender que si hacemos las cosas bien y con sentido común aysenino, podemos marcar diferencias en forma positiva para los habitantes de Aysén y mejorar ostensiblemente la proyección de desarrollo. Hoy unos pocos deciden por unos muchos y esa responsabilidad es enorme. No podemos en temas de trascendencia social continuar con los dobles estándares, decidiendo sin tener todas las cartas sobre la mesa y debemos de transparentar como debe de ser la información. Considerando esta básica podríamos encauzar el futuro regional y en definitiva lograr una región consecuente, unida y sustentable, erradicando los dobles discursos y los falsos profetas.



Por,
Andrés Guillmore
Corporación Costa Carrera

Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.