Experto asegura que las ERNC son más sustentables que Hidroaysén

El ingeniero Hernán Cortez Baldassaro, experto en Energías Renovables, aseguró que estos días han sido días históricos en materia energética ya que “todo Chile y el mundo entero ha recibido con alegría la decisión del Comité de Ministros que rechaza el proyecto hidroeléctrico HidroAysén, tramitado desde hace años y sobre el cual se tomó una decisión unánime”.

El experto indicó que para la ciudadanía y en lo particular, no se esperaba otra decisión distinta a la que se adoptó, “no se hizo caso al fantasma de los apagones y a que Chile se vería inmerso en una escalada de incrementos de precios de la energía, que haría inviable cualquier actividad productiva”, señaló Cortez, quién ha dictado algunos Programas de Especialización en ERNC en la región.

Coincidió con el Ministro de Energía Máximo Pacheco quién ha dicho que después de esta decisión, la Agenda Energética (AE) sigue el rumbo trazado desde su publicación. “Obviamente que esta AE, tenía internalizado el efecto de rechazo a HidroAysén, al analizarla resulta evidente”.

Recordó Cortez que ese proyecto, de más de 2.500 MW de potencia nominal, habría operado en unos 10 a 15 años más, por lo que el desafío será ahora compensar con mayor celeridad esta abortada oferta, mediante la activación de proyectos de energías renovables que se están planificando en el país. En general, indicó Cortez, este tipo de proyectos no superan los 100 MW (como por ejemplo el parque solar de CAP en Copiapó, que es el más grande de Latinoamérica), por lo que a su juicio se debería disponer con urgencia de unos 25 proyectos de esta naturaleza para compensar HidroAysén.

Agregó que después del rechazo, no se puede ni se debe mirar el futuro energético con pesimismo. Por el contrario, el experto afirmó que la decisión del Comité de Ministros obliga a que se deban concentrar todos los esfuerzos en despejar el camino para estos proyectos renovables.

“Como ha dicho Máximo Pacheco, debemos deshidroaysenizar el tema energético en Chile de una vez por todas, pero yo agregaría, a contar de ahora, debemos renovabilizar el tema, dándole un impulso real y concreto a las energías renovables, dentro de las cuales deberíamos potenciar, no solamente la solar y la eólica, sino que fuertemente la energía oceánica (maremotriz y undimotriz), la energía geotérmica, biomasa, etc.; de tal manera de hacer una verdadera transformación o revolución energética en nuestro país”, sentenció.

Añadió que la Presidenta Michelle Bachelet tiene una oportunidad histórica de transformar a Chile en un país moderno y líder en materia energética a nivel mundial. “Ya somos líderes en cuanto a las bondades del recurso, sin embargo, debemos aprovecharlos. Estamos viviendo, diría yo, la Edad de Oro de la Energía”.

Lo anterior, indicó Cortez, si es que solo consideramos una mirada de generación centralizada, de plantas de gran potencia, pero además, deberían concretarse proyectos descentralizados, que permitan generar en forma autónoma la energía a comunidades y poblados lejanos de los grandes centros urbanos, quienes hoy viven sin electricidad y lógicamente tienen el más absoluto derecho de acceder a los beneficios de la energía.

Precisó que Chile, a cualquier costo (las ERNC son económicamente competitivas), debe ser un líder en materia energética, los recursos naturales están de sobra, es cuestión de aprovecharlos mediante una legislación adecuada, más agresiva en este campo y con medidas concretas del gobierno.

La imaginación de técnicos e ingenieros, indicó Cortez, está sobrepasando a las normativas y a la legislación, con una velocidad impresionante, es cuestión de ver variadas iniciativas que -para suplir la intermitencia de las ERNC- ya están siendo proyectadas, como por ejemplo, sistemas solares fotovoltaicos (pueden ser eólicos) complementados con energía hidráulica (agua de mar) de acumulación en zonas donde se aprovechan los farellones existentes en zonas costeras. “Cuando este tipo de proyectos operen, no habrá argumento alguno que pretenda derribar las bondades de las ERNC”, aseguró.

Las regiones extremas tienen un importante rol que cumplir en este tema, señaló Hernán Cortez, y que son privilegiadas desde el punto de vista energético. “Me refiero a las regiones del norte grande que tienen una excelente radiación solar que con 400 kilómetros cuadrados de su superficie, podrían abastecer a todo el país. También, a las zonas del extremo sur, como la zona de Coyhaique, la cual por sí sola, y con 400 kilómetros cuadrados de su superficie, también podría generar la totalidad de la energía que necesita Chile.

“En suma, con 800 km2, podríamos disponer de las necesidades energéticas de Chile de aquí al 2050. Después de ese período será cuestión de ampliar esas superficies, dado que terreno (con recursos naturales para ERNC) existe de sobra. Así como la Región de Aysén ha sido sometida por años a un estrés del tipo “hidroaysenítico”, creo que ahora llegó el momento de dar vuelta la hoja y pensar en cómo -de otra forma, sustentablemente, de la mano de las comunidades, recibiendo importantes beneficios del gobierno central- las regiones extremas (bendecidas en cuanto a la disponibilidad de recursos naturales para generar energía) pueden colaborar, amistosamente, de la mano con la comunidad y el cuidado del medio ambiente, a desenredar el problema energético del país”.




Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.