Mujeres rurales constituyen un eje de la gestión pública para la agricultura familiar

En la Región de Aysén se trata de alrededor de 7 mil mujeres rurales dedicadas a la producción, gestión y utilización de los alimentos y recursos naturales.

Consideradas en la vanguardia de la seguridad alimentaria y en el desarrollo de zonas rurales del mundo entero, las mujeres campesinas constituyen un eje de las políticas públicas implementadas por el Ministerio de Agricultura, a través de INDAP, para a apoyar a la agricultura familiar.

En la Región de Aysén se trata de alrededor de siete mil mujeres rurales dedicadas a la producción, gestión y utilización de los alimentos y recursos naturales, con labores como producción ganadera, hortícola, frutícola, leña, turismo rural y artesanía, entre otras, además del cuidado de sus familias y del hogar en su conjunto.

“Sin embargo, cuando se observa la realidad de las mujeres rurales, en diversos ámbitos de la vida al interior de la sociedad, se constatan condiciones de inequidad y desigualdad respecto de los hombres y también de las mujeres de sectores urbanos, afectando su posición al interior de las comunidades y dificultando su acceso al crecimiento económico y desarrollo social”, explicó el director regional de INDAP, Marcelo Hernández Rojas.

“De allí –acotó- que uno de los énfasis de la gestión 2014-2018, sea apoyar el desarrollo de las mujeres al igual que el de los jóvenes del campo, mediante medidas específicas que fortalezcan a ambos segmentos”.

Entre ellas está la definición de Nelly Pérez Mansilla a cargo del área mujer rural de INDAP, considerando su experiencia y vocación en esta materia. “Un desafío maravilloso, con todo el compromiso de siempre, con la disposición personal a trabajar para concretar las ideas, propuestas, proyectos que hay en cada rincón. Donde exista una mujer campesina siempre va a haber un trabajo que hay que hacer en pos de su mejor calidad de vida”, afirmó Nelly Pérez.

Asimismo, INDAP y Prodemu evalúan el restablecimiento del convenio de formación y capacitación en el que participaron 700 mujeres campesinas de Aysén, como génesis de la Asociación Gremial de Mujeres Productoras Campesinas de la Patagonia Aysén, que hoy reúne a 120 mujeres desde Raúl Marín Balmaceda a Villa O´Higgins, agregó la directora regional de Prodemu, Laura Álvarez Díaz.

“Retomar una tarea que veníamos haciendo hace bastantes años, mediante un trabajo conjunto entre la Fundación e INDAP, respecto de las mujeres campesinas. Hay un proceso de desarrollo integral donde la institucionalidad tiene un rol proactivo respecto al desarrollo de las mujeres en diferentes ámbitos”, señaló.

En la misma línea está el trabajo en la Mesa Regional de la Mujer Rural, coordinada por Sernam, y que congrega a unas 20 entidades del sector público y privado para contribuir al diseño, implementación y seguimiento de políticas, planes y programas, que incidan positivamente en el desarrollo y potenciación de las mujeres del sector rural, considerando su diversidad étnica, cultural, etárea y social.

En esta instancia, INDAP aporta este año cuatro millones y medio de pesos para gestión y difusión, a lo que se suma el Programa Gestión y Soporte Organizacional al que ha postulado tradicionalmente la Asociación Gremial de Mujeres Campesinas, su inclusión en instancias de participación como el Consejo Asesor Regional y la búsqueda de nuevas líneas de trabajo factibles de implementar a favor del sector.




Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.