A propósito de los dichos del Consejero Campos y del Diputado Sandoval - Columna de Andrés Gillmore

Uno simplemente no puede hacer caso omiso que políticos como Carlos Campos Consejero Regional por la comuna Capitán Prat y del diputado David Sandoval (UDI) que en teoría son personas serias y con responsabilidad social, continúen exacerbando los ánimos con falsos discursos públicos, como estrategia de intervención pos rechazo de HidroAysén y pretender sacar beneficios políticos para la transnacional con actitudes que no aportan en nada y solo crean descontento y falsas expectativas.

Debemos tener la capacidad de lograr un punto de inflexión, si en verdad queremos seguir avanzando como región y no quedarnos en el pasado, por discursos que a esta altura resultan irritantes por decir a lo menos, porque se juega con la fe pública diciendo “que sin HidroAysén no podremos salvar nuestros bosques”  y “que por el rechazo al proyecto por el Consejo de Ministros, perdimos la posibilidad de usar energía eléctrica para calefacción domiciliaria y descontaminar definitivamente Coyhaique ”, dando a entender que HidroAysén tenia preocupaciones ecológicas y preocupaciones por la calidad de vida de los habitantes de Aysén; lo que es un discurso falso, engañoso e ideológico. Jamás HidroAysén en todos estos años ha prometido energía para uso domiciliario, es más se lo pregunte directamente a Daniel Fernández, Vice Pdte Ejecutivo de la transnacional en un seminario que organizo la masonería chilena sobre el tema al cual fui convidado como representante de la Corporación Costa Carrera y me respondió escuetamente pero muy directo “no esta en los planes de la empresa” y nada a cambiado desde ese entonces.

De acuerdo con la realidad actual y las diferentes variables expuestas, no es posible continuar con la falta de perspectiva ambiental con la que se toman las decisiones, por mucho que se diga aun tenemos grandes problemáticas en la región como el mismo HidroAysén y la Central Río Cuervo, que como todos saben aun están en proceso abiertos en los tribunales ambientales de Valdivia y todo esta por verse y debemos estar alertas ante el tema y no bajar los brazos. La incompatibilidad del modelo económico actual, basado en la producción y la generación de un consumo desmedido, va en relación directa con la sustentabilidad de los recursos naturales que poseemos, haciéndose tan evidente y tan fuera de propósito el mal manejo que le hemos estado dando a lo que nos pertenece a todos y que ha sido administrado por unos pocos, que se hace imposible seguir en la forma en como nos estamos proyectando en la actualidad y urgentemente debemos equilibrar los procesos sin falsos planteamientos, reconociendo la descompensación existente entre lo natural, social y lo tecnológico, que al fin de cuentas son variables para el mantenimiento de la vida humana y la calidad de vida de nuestras comunidades.

Profesionales chilenos con amplios curriculum en la materia como lo son el geo físico Luis Donoso: Asesor en políticas estratégicas en Energía de Medio Ambiente y de protección civil y Roberto Román Latorre: Profesor Asociado de la FCFM de la Universidad de Chile, Ingeniero Civil Mecánico, con especialización en energías renovables, integrante del Directorio de la ISES (International Solar Energy Society), han dicho hasta el cansancio en innumerables seminarios, debates y publicaciones, que las represas construidas con muros de contención y embalses destruyen los ríos por la extrema sedimentación que producen al manipular los cauces de agua, cambiando totalmente el hábitat del río en si mismo, destruyendo la flora y fauna y las comunidades que viven cerca de los emplazamientos de estas moles de concreto, que de construirse estas represas es asumir invariablemente la destrucción en términos sociales, culturales y proyección de vida de las comunidades intervenidas y eso en Aysén al parecer no lo tenemos tan claro.

Represar ríos es ayudar a producir gases de efecto invernadero, que a la larga terminan destruyendo el medio ambiente y ensuciándonos a nosotros mismos. Los que construyen estas represas esconden los verdaderos costos, exageran los beneficios, omiten estratégicamente todo lo negativo para lograr los beneficios económicos y ocultan el daño irreversible que producen a su paso y que además desestabilizan los procesos naturales de inversión gubernamental y la inversión que necesitamos para concretar estudios de las nuevas tecnologías de ERNC (energías renovables no convencionales) que debemos tener en perspectiva ya que somos un país rico en energías renovables: geotermia, mareomotriz, eólico, solar.

El debate no puede fundamentarse en si eres ecologista o no, termino utilizado tan despectivamente por los interesados en construir estas mega-centrales; lo que corresponde en la actualidad es trabajar con sentido común en busca del equilibrio y la sustentabilidad del modelo como un todo, de acuerdo con las ventajas comparativas que tenemos como país en el más amplio sentido de la palabra, sin destruir lo poco que nos queda, entendiendo que Aysén es parte importante y fundamental de ese poco que aun nos queda.





Por, Andrés Gillmore
Corporación Costa Carrera


Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.