Ordenamiento territorial y planificación de desarrollo - Columna de Andrés Gillmore

Cada cierto tiempo lamentablemente ocurren desgracias naturales con pérdidas de vidas humanas y destrucción masiva de infraestructura privada y estatal (terremotos, aluviones, incendios, erupciones volcánicas, tsunamis) y como siempre sucede sale a la palestra el tema del ordenamiento territorial y las desgracias que podrían haberse evitado si hubiese estado implementado un plan regional de ordenamiento territorial. Nunca se toma en cuenta con la seriedad que se merece, que por naturaleza y geografía convivimos con estas grandes catástrofes y seguimos cometiendo los mismos errores de siempre en esta materia; inmediatamente con los acontecimientos vivos, los parlamentarios en forma reaccionaria conforman sesudas comisiones para estudiar el problema, olvidando que llevamos décadas desde el mundo ciudadano afirmando la trascendencia que tendría para el desarrollo de las regiones, implementar un adecuado plan de desarrollo, un buen manejo de las cuencas, acompañado de un ordenamiento territorial que raye la cancha definitivamente, de lo que se puede o no hacer y así evitar desgracias humanas y ambientales.

Por simple lógica todos sabemos que es imposible fundamentar seriamente un desarrollo sustentable para Aysén, si no tenemos un plan de acción que incorpore los territorios como un todo, respetando sus diferenciaciones geográficas, sociales, culturales, productivas y medio ambientales que no son menores en un solo gran objetivo. No podemos avanzar organizadamente sin una base real de sustentación, sin entender los peligros que genera la falta de previsión para las comunidades y su proyección de desarrollo y ataquemos las verdaderas deficiencias que tenemos y mejoremos nuestras potencialidades. 

En todos estos años siempre me he preguntado cual es la verdadera razón del porque hasta el día de hoy no tenemos un Plan de Desarrollo; y porque nuestros parlamentarios en todos estos años siempre queden en el discurso reaccionario luego de las catástrofes de los Volcanes Hudson y Chaiten y la tragedia de los fiordos y no logremos concretar de una vez esta aspiración fundamental. 

Con años trabajando en estos temas en la cuenca del Baker desde la junta de vecinos, comités campesinos y corporaciones de desarrollo, no tengo duda alguna que nunca ha estado tan vigente el refrán para este tema como “a río revuelto ganancia de pescadores”; en palabras simples: fundamentar un plan de desarrollo y un adecuado ordenamiento territorial, no va de acuerdo con los intereses de las mineras, salmoneras y transnacionales aliados con el mismo gobierno central, que ven en esa falta de organización una oportunidad de poder hacer a voluntad con la mínima inversión y lograr importantes ganancias, aunque signifique destruir la región y la proyección de las comunidades; por eso HidroAysén pudo entrar con la intención de represar los ríos Baker y Pascua y Energía Austral en la actualidad aun pretende intervenir los ríos Cuervo y Blanco en la comuna de Puerto Aysén, para construir una gran represa, muy a pesar que el proyecto está emplazado en una falla geológica de gran magnitud como la Liquiñe Ofqui, que pondría en serio riesgo a la población de Puerto Aysén. 

La única intención sería por desarrollar un Plan de Ordenamiento Territorial en Aysén, fue por parte de privados, sin la ayuda del gobierno regional o de algún parlamentario; esfuerzo realizado en la cuenca del lago General Carrera por la Corporación Costa Carrera a principios de los años dos mil, que logro declarar el gran lago como ZOIT (Zona de Interés Turística), transformándose en la primera declaratoria ZOIT concedida en Chile, que regulo gran parte del borde costero del lago Carrera para uso turístico y todo lo que ello implicaba para estimular en materia de inversión comunal por medio del FNDR. 

Pero por increíble que pueda parecer a esta atura de los acontecimientos y del gran objetivo cumplido, durante el gobierno de Sebastián Piñera entre gallos y medianoche, con la venia de SERNATUR Aysén que no hizo nada por defender la ZOIT, o siquiera dar el aviso de lo que se vendría, la ZOIT fue derogada en pleno proceso de HidroAysén a mediados del año 2013, al constituir una herramienta eficaz en contra de la intención de represar el río Baker. Hoy Corporación Costa Carrera trabaja con ahínco por rescatar la ZOIT, empezando nuevamente con el proceso ante el ministerio de economía para reactivarla y dejarla operativa.

La semana pasada se entregó oficialmente a la comunidad por medio del Colegio Médico de Aysén un informe que daba cuenta que en Alto Mañihuales se habían encontrado importantes índices de Arsénico y plomo, altamente nocivos para la salud humana en el sector donde opera la minera El Toqui. También descubrieron altas concentraciones de manganeso y arsénico en las napas subterráneas de agua cercanas al tranque de relave de la minera: concluyéndose que la contaminación es originada por las actividades mineras, con un alto riesgo para las aguas superficiales, afectando la salud de personas y los animales expuestos a estos contaminantes.

Desde hace un buen tiempo se tienen muchas dudas del relave de la Cerro Bayo Minning Company que extrae oro en el sector de Fachinal en la comuna de Chile-Chico, que han estado utilizando la Laguna Verde como pozo de relave para sus actividades mineras, olvidando que esta laguna natural hasta antes de su utilización minera, era habitada desde el inicio de la primavera hasta mediados del otoño siguiente por patos picazos, avutardas, caiquenes y flamencos rosados que llegaban desde la Argentina. Además esta laguna tiene un gran valor turístico por su belleza escénica, dado su magnífico emplazamiento natural muy cerca del paso las llaves, en la comuna más turística de Aysén.

A raíz de esta intervención tan poco ortodoxa, fuera de todo contexto y por decir a lo menos inexplicable, organizaciones sociales de Los Antiguos al otro lado del río Jeinimeni y de La Heras en Argentina y por particulares chilenos, han venido denunciando su intervención, por lo que significaría para la laguna y su posible destrucción y para las aguas del lago General Carrera, por las posibles filtraciones que podrían estar sucediendo, destruyendo la vida natural del gran lago y que además suministra toda el agua de consumo domiciliario a las localidades de la cuenca del carrera y los Antiguos en Argentina.

Las salmoneras desde siempre han contaminado el litoral, nunca han podido eliminar el virus Isa y eso dice mucho y jamás han sido fiscalizadas con el rigor que se requiere; si recorremos los fiordos encontraremos en la actualidad mucho pertrecho al garete o recostados en las playas y gran contaminación en las aguas de los fiordos, proveniente de las jaulas por las deposiciones de los salmones por el pellet con que los alimentan, produciendo una contaminación ambiental que no merecemos bajo ningún punto de vista en la región.

Para que podamos desarrollar el territorio y sus comunidades sustentablemente, tenemos que implementar con urgencia, un proceso planificado de desarrollo como política regional, planteando un análisis estructural del territorio, que vaya de acuerdo con nuestra propia realidad y podamos organizar una administración más racional de la ocupación y el uso del territorio, que vaya de acuerdo con las condiciones naturales, ambientales y geográficas y podamos de esa manera mitigar los impactos negativos de las actividades económicas productivas, que nos están destruyendo la proyección de futuro, diseñando acciones de intervención regulados por un plan de desarrollo, con un adecuado ordenamiento territorial.

El objetivo del ordenamiento territorial para los que no lo tengan muy claro y entiendan su trascendencia, no es otro que proyectar aspectos sectoriales de las políticas ambientales, sociales, culturales, económicas, en forma armónica con el espacio territorial de uso y su ocupación productiva en forma privada o pública, mejorando la funcionalidad y facilitando la planificación de programas de inversión productiva que respeten nuestra esencia como territorio de excepción. 

La planeación y el ordenamiento territorial permiten que el proceso de desarrollo se proyecte sustentados en los verdaderos intereses regionales y no en los externos como suele suceder en la actualidad, al hacer un seguimiento y una evaluación real de los procesos productivos, consiguiendo bienes de servicios y procesos productivos de menor impacto en nuestro formato social-ambiental, por la Igualdad de oportunidades para todos los sectores sociales, con un equilibrio productivo sustentable, satisfaciendo las necesidades del presente sin comprometer el futuro.




Por, Andrés Gillmore
Estudió sociología
Empresario turístico
Consultor de proyectos de desarrollo


Chelenko Noticias
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.