El hace que hace, pero al final no hace - Columna de Andrés Gillmore

Con el tiempo nos hemos estado acostumbrando a escuchar discursos teóricos por parte de nuestros parlamentarios, que cuando enfrentan los medios dicen exactamente lo que queremos escuchar; pero después terminan representando intereses que no son de la región y esa actitud ya no es aceptable en la realidad actual. 

Todos nuestros parlamentarios menos Alinco y eso no quiere decir que sea santo de mi devoción votaron a favor de la ley de Pesca, cuando Aysén precisamente formó y dio inicio al Movimiento Social TU PROBLEMA ES MI PROBLEMA para ir en contra de la ley; en la actualidad tenemos un parlamentario jaqueado con el tema de Corpesca, otro que esta siendo investigado y que aparece implicado en los correos que enviaba el senador Orpis al señor Mujica. 

La semana pasada la rectora de la Universidad de Aysén Roxana Pey se quejó públicamente por medios no ayseninos, que la financiación no estaba como se había prometido desde el Gobierno y ninguno de nuestros parlamentarios esta haciendo algo por ver que esta pasando y denunciarlo públicamente. Todos nuestros parlamentarios han apoyado la Ley de Glaciares, que es de gran relevancia para la región, que en caso de concretarse permitiría la intervención de los glaciares por parte de la minería y eso en sí mismo no es representar los intereses de la región bajo ningún punto de vista. 

Ningún parlamentario ha tenido la osadía de denunciar a SERNAGEOMIN, que avaló de manera fraudulenta el proyecto de Energía Austral -Central Río Cuervo- en la comuna de Puerto Aysén, proyecto que esta con grandes chances de concretarse muy a pesar de las enormes irregularidades.

Para qué hablar entonces de las salmoneras, que intervinieron el Parque Nacional las Guaitecas con el aval de todos los parlamentarios. Incluso el senador Horvath hablo por los medios, avalando que la acuicultura es el nuevo cobre de Chile, haciendo caso omiso que esta industria ha venido destruyendo por décadas los fiordos de Aysén y que su producto no se consume en Europa, por los malos manejos ambientales. Ninguno de nuestros parlamentarios fiscaliza como debe ser la minería de Aysén, que proporcionalmente es una de las más destructivas y contaminantes de Chile.

En fin; lo que los ciudadanos debemos entender, es que nuestros parlamentarios no están representando cabalmente los intereses de Aysén en temas relevantes y de fondo, que son los que realmente importan y si la de los intereses creados de las transnacionales que quieren intervenir la región con proyectos que no cuentan con las mínimas condiciones para operar y que terminarán por destruir el plus de la región, -su medio ambiente- y todo lo que ello implica para la región. Ninguno de ellos se ha referido a la Ley de Asociatividad que pretende sacar adelante el Ministerio de Energía, que permitiría en caso de concretarse la asociación entre las transnacionales y las comunidades, bajo el sustento supremo de una ley de la república: lo que es sin ponerle ni sacarle pagar por contaminar y eso en Aysén es un verdadero peligro para la sustentabilidad regional como un todo.

La semana pasada se realizó en Coyhaique el Seminario de Descentralización y Regionalización y me gustaría ver el vaso medio lleno, pero son tan poco confiables nuestros parlamentarios y el gobierno en general con las regiones, que considero que la comisión de Descentralización para el gobierno no es más que una gestión, lo que he denominado como el “ hace que hace, pero al final no hace” a la cual el actual gobierno y los parlamentarios en general nos tienen acostumbrados desde hace décadas y que al final la opinión de las comunidades regionales no son tomadas en cuenta.

El hecho que haya participado además el senador Andrés Zaldívar, DC, el “Gran masterChef del Congreso”, es la prueba viviente que todo es muy turbio por decir a lo menos. Todos sabemos que la DC, hace parte de una “seuda élite de políticos del pasado insertos en el mundo del futuro” y que entre otras cosas no quiere descentralizar bajo ningún punto de vista o pretexto, porque saben bien que de concretarse perderían las cuotas de poder a las que están acostumbrados y de seguro muchos de los DC no saldrían elegidos, aplicable al resto de los partidos. 

Lo que es preocupante y no es un tema menor bajo ningún término, es no saber hasta dónde llegara el gobierno con la puesta en escena y son tan poco confiables, que son muy capaces de tener la osadía de darle luz verde a la elección de intendentes en el 2017, sin que estos tengan la financiación que corresponde para hacer las cosas bien. De concretarse sin una adecuada financiación, sería una verdadera catástrofe para las regiones y al final terminemos con dos gobiernos paralelos, generando un descomunal desorden, transformando la intención en un nuevo transantiago y con serias implicaciones internas.

La descentralización bajo todo prisma es una necesidad, no una opción administrativa como muchos parlamentarios, partidos políticos y personeros de gobierno quieren hacernos creer. Esta comprobado que en el Chile de hoy, sería una herramienta eficaz para lograr el desarrollo integral del país, que con el tiempo si se trabaja bien y seriamente, permitirá crear una realidad social de carácter local que mejorará la sustentabilidad de las regiones y por ende la del país como un todo y pasar a ser eficientes, estables, armónicos y balanceados. 

Sin descentralización bajo los nuevos parámetros mundiales de desarrollo, no hay proyección económica posible para las regiones. Con ella obtenemos la posibilidad cierta de disminuir la desigualdad territorial que hoy tanto nos aqueja y es indudable que como protocolo de acción es la única alternativa para hacer un Chile verdaderamente sustentable y para todos. 

La base de un desarrollo eficaz se fundamenta en el respeto por la diversidad que poseen las regiones, tomándose en cuenta las diferenciaciones geográficas,climáticas, productivas, históricas y culturales. Al desecharse esa gran riqueza regional para beneficiar el centralismo urbano de la región metropolitana, se produce el desbalance y el círculo vicioso negativo que genera pobreza y destruye el mundo regional. Realidad que en Aysén lo sabemos muy bien, al haber tenido que aceptar históricamente, intereses creados de nuestros gobiernos y de nuestros parlamentarios, ha sabiendas que no deberíamos haberlos tomado bajo ninguna circunstancia. 

La descentralización permite modernizar y flexibilizar las competencias de las decisiones y de las mismas ejecuciones territoriales y tener la capacidad de desarrollar un Plan de Desarrollo Regional que definitivamente raye la cancha y ser más certeros en la forma de administrar los territorios, asignando recursos de manera justa y controlada, ante las necesidades reales de las gobernaciones y municipios, incrementando los porcentajes de participación del gasto público de acuerdo con las necesidades reales, ítem solo posible de conseguir descentralizando la toma de decisiones y otorgándoles una real autonomía a las regiones.





Por, Andrés Gillmore
Estudió sociología
Empresario turístico
Consultor de proyectos de desarrollo


El Chelenko
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.