Baden Powell: El legado de una hermandad inquebrantable - Por Alvaro Massardo

El pasado 22 de Febrero el Movimiento Scout Mundial celebró los 159 años del natalicio de Baden Powell. La obra del destacado militar y escritor hasta el día de hoy sigue influyendo en millones de jóvenes alrededor del mundo. Es así que remitiéndonos a nuestra realidad nacional, y siendo Chile el segundo país en el mundo en el que se implementó el escultismo como tal, la obra de Baden Powell está más viva que nunca. Muestra de aquello es la concurrencia de alrededor de 13 mil personas al noveno Jamboree Nacional celebrado entre el 23 y 30 de Enero recién pasado en la Hacienda Picarquín en San Francisco de Mostazal. Distintos jóvenes de las más variadas latitudes del Chile fueron participes de este encuentro de paz, camaradería y amistad, dando cuenta una vez más de lo que es capaz de hacer la sociedad civil activa, el voluntariado y el legado continuo e imperecedero del fundador del escultismo. El lema del evento fue “Construyendo Futuro”, dos palabras que en la filosofía de Baden Powell se traducen en el siguiente mensaje que dejó a las generaciones venideras: “Las ligas y los tratados están bien entre los políticos. Pero no pueden producir la paz, a menos que la gente misma sea quien la desee. Nosotros tratamos de imbuir en la próxima generación el espíritu de hermandad, camaradería y amistad, que es la verdadera fase para la paz del mundo”.

Manteniendo su espíritu de hermandad y haciendo participes a los jóvenes de los desafíos futuros, el fundador del movimiento en su libro “Escultismo para muchachos” señala a las generaciones venideras lo siguiente: “Os daréis cuenta de que el objeto de convertiros en un Scout eficiente y capaz, no es solamente para gozar y correr aventuras, sino que, como los guardabosques, los exploradores y los guarda fronteras a los que tratáis de imitar, os estáis capacitando para ser útiles a vuestro país y poder servir a vuestros semejantes cuando éstos necesiten de vuestra ayuda. Tal es la meta de los hombres mejores”. Aquel mensaje junto a las palabras que pueden leerse en su tumba a los pies del monte Kenia: “Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrasteis”, dan cuenta del desafío que tenemos dirigentes y guiadoras a lo largo del mundo de inculcar en las nuevas generaciones el legado de paz, solidaridad y cuidado por la naturaleza, contribuyendo a la educación de jóvenes para que participen en la construcción de un mundo mejor, en el que se desarrollen plenamente como personas y jueguen un papel constructivo en la sociedad.

Como bien lo señalaría Winston Churchill, Premio Nobel de literatura y primer ministro inglés durante la Segunda Guerra Mundial en su obra “Grandes contemporáneos”: "Muchas instituciones venerables y muchos famosos regímenes, honrados por los hombres, perecieron en la tormenta; pero el movimiento de los Boy Scouts sobrevivió. Sobrevivió no solo a la Gran Guerra sino a las torpezas de la postguerra. Mientras tantos elementos de la vida y del espíritu de las naciones parecían sumidos en el estupor, aquel florecía y crecía incesantemente. Su lema adquiere nueva significación nacional a medida que los años pasan sobre nuestra isla. Lleva a todos los corazones su mensaje de honor y deber: estad listos a erguiros en defensa del Derecho y de la Verdad, sean como quieran los vientos que azoten." 

Esperemos seguir celebrando por muchos años más el legado del fundador del escultismo y que el mensaje de paz, solidaridad y cuidado del medio ambiente, que nos entregó en su vida y obra, siga motivando a millones de jóvenes a lo largo del globo.






Por, Alvaro Massardo
Responsable del Grupo Scout Nguenechen
Limache
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.