Reivindicación y la exigencia de un acceso soberano - Por Cristián Faundes

El canciller Choquehuanca ha declarado recientemente en Madrid que Bolivia busca un acceso soberano al Pacífico “sin compensaciones”. Con ello no hay que sorprenderse ni espantarse, el funcionario boliviano simplemente explicita el contenido del término reivindicación marítima. A su vez reafirma la existencia de un proceso de maduración al interior del gobierno en torno al contenido de su demanda. 

Recordemos que una vez que asume el gobierno de Evo Morales, es el propio Choquehuanca quien señala la necesidad de plantear a Chile un esquema de negociación bajo la fórmula “gas por mar”. En ese entonces, el mismo mandatario descarta esa vía porque parecía un chantaje a Chile. Finalmente, la voluntad por generar acercamientos se explicita en el esquema de diálogo denominado como la agenda de 13 puntos. Más tarde la inquietud de Palacio Quemado por alcanzar resultados concretos en torno a la soberanía, le motivan a abandonar la vía del diálogo, y opta por la judicialización. Entonces el concepto reivindicación es el que toma protagonismo en La Paz. Porque tenemos interpretaciones distintas de la historia es que nos referimos en Chile a la aspiración marítima boliviana.

El trasfondo de la reivindicación es tan profundo que nos remonta a la Guerra del Pacífico y la firma del Tratado de 1904, pero sobre todo a la interpretación de estos hechos históricos. Actualmente los medios de comunicación constituyen el escenario de este debate, y quienes han presentado su visión de los hechos han sido los bolivianos. Lo hacen por la vía de la victimización, apelando a su condición de país pobre y ‘postergado’. También involucran una visión ideológica, de este modo se manipula esta aspiración por una salida soberana al mar como una lucha en contra del “capitalismo”. Ellos hablan de una invasión cuando se trata de una respuesta militar de Chile frente a la intransigencia boliviana, luego de violar un Tratado. Hablan de usurpación, cuando se trata de una cesión territorial boliviana a cambio de compensaciones, que Chile costea hasta el día de hoy. Y plantean una lucha ideológica en contra de los empresarios, quienes legítimamente operan en Chile y cumplen un rol activando la economía de nuestro país, en cumplimiento de las leyes que soberanamente hemos establecido a lo largo de nuestra historia republicana, ejerciendo soberanía en el territorio albergado por nuestra bandera. 

No podemos perder de vista que la aspiración marítima boliviana plantea claramente un conflicto que atenta en contra de la soberanía de Chile. En este contexto, es pertinente preguntar a qué se refiere Bolivia cuando exige a Chile un acceso soberano al Pacífico “sin compensaciones”, y a la vez pretende que la Corte Internacional de Justicia en La Haya lo avale, esgrimiendo el Derecho Internacional.






Por, Cristián Faundes

Centro de Estudios Estratégicos, Academia de Guerra del Ejército de Chile.
Co-editor del libro La Punta del Iceberg. La aspiración marítima boliviana y sus implicancias en la seguridad y defensa de Chile (2015).

Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.