“Somos Aysén” hace contrapropuesta a subsidio para la electricidad

En palabras de su presidente provisorio, Carlos Hochstetter, la idea de que el Estado solvente el consumo eléctrico lo que hace es transferir fondos públicos a una empresa privada.

· La idea, señalaron, es diversificar la matriz donde la leña tenga una participación también, pero acotada al uso responsable en materia del recurso bosque y emisiones.

El presidente (provisorio) de “Somos Aysén”, Carlos Hochstetter, matizó la propuesta del consejero regional DC Miguel Angel Calisto, sobre solucionar los problemas de la contaminación atmosférica en Coyhaique a través de subsidio eléctrico.

“Lo primero que debemos tener en claro es que la decisión sobre un cambio a la matriz energética regional debió haberse tomado hace mucho tiempo, con el impulso de ciudadanos y autoridades. Es más, en Aysén los ciudadanos desde hace bastante rato que vienen planteando impulsar tecnologías alternativas para generación de energía, pero no ha tenido mayor eco en los gobernantes de Chile Vamos y la ex Concertación” indicó.

Hochstetter agregó que “como una región que basa su visión en el lema ‘Aysén reserva de vida’, en la que recientemente han firmado distintos actores de la sociedad civil, la empresa y el Estado un ‘Pacto por la Sustentabilidad’, esperamos que las autoridades estén a la altura de estos dos trascendentales hechos”.

En este sentido, aclaró que no es correcto “demonizar el uso de leña, ya que no es en sí mismo una fuente insustentable. El problema ha sido la planificación, y la forma en que se ha presionado los bosques y cómo se han gestionado las emisiones. Entonces, lo que se debe hacer es la diversificación, además de medidas como el mejoramiento del aislamiento térmico”.

Por su parte, la militante de “Somos Aysén” en Puyuhuapi, Luisa Ludwig, indicó que aunque está claro que la urgencia del problema amerita soluciones drásticas, “no puede ser que reduzcamos la discusión a un bono o un subsidio, que no solo mantiene el problema de fondo, una matriz insustentable, sino que representa una transferencia de recursos públicos a empresas privadas”. En su opinión, “esta misma matriz de pensamiento es la que no apunta educación pública y gratuita, sino que las becas, para beneficio de las universidades privadas y la banca”.

En este sentido, indicó que “a nuestro juicio hoy los fondos regionales se debieran apuntar en lo fundamental a invertir en iniciativas para ir cambiando la matriz hacia un 100 % de ERNC, con autogeneración, así dejaremos en el mediano y largo plazo de pensar en los subsidios permanentes. Porque por lo demás permite salir de la figura mercantil de que los ciudadanos son solo clientes de las empresas”.

Para “Somos Aysén” la contaminación en Coyhaique, originada por el uso de la leña como combustible para calefacción, alcanza niveles alarmantes para la salud pública cuando comienza el otoño e invierno. Y aunque se ha avanzado con la certificación de la leña, creando mayor conciencia de que debe ser seca, y que productores y comerciantes están preocupados de invertir en la medida de sus posibilidades en infraestructura para secado, es este un proceso largo. “Este trabajo todavía no ha logrado contribuir a bajar la contaminación como se pensó en un primer momento” puntualizó Carlos Hochstetter.

Apuntó el dirigente a que las razones son varias. En primer lugar, la certificación ha incrementado el valor del metro de leña, lo que impide que la gente de menores recursos y la clase media pueda adquirir este producto. A esto se agrega que la depredación de los bosques ha sido tal que cada vez la leña proviene más lejos de la ciudad, incrementando los precios.

“En el fondo el subsidio eléctrico, creemos que cae en la lógica de ser un paliativo, no soluciona el problema de fondo. Lo explicaremos de manera simple: al aumentar el consumo eléctrico para calefacción, estamos generando la necesidad de mayor generación eléctrica que es obtenida de una matriz principalmente a base de petróleo, y de menor forma de energía renovable. En nuestra región se paga uno de los más altos precios por la energía eléctrica, por tanto, seguiríamos contribuyendo a incrementar las ganancias de Saesa, que forma parte de este gran duopolio que controla la generación, producción y distribución de energía eléctrica del país. Más aún, si hay mayor demanda de electricidad, es lógico que esta aumente aún más su precio” aclaró.

Por último, expresó que “nuestra propuesta es por un sistema mixto, en que se incorporen energías renovables no convencionales que no tienen sino una inversión inicial, como por ejemplo instalación de paneles solares o energía eólica, a fin de que cada familia genere una parte de la electricidad que pueda ser utilizada para calefacción, pero a costo cero, solo con la inversión inicial”. Es en este punto donde “solicitamos que el Estado cree sistemas de cofinanciamiento para que la clase media y media baja, pueda adquirir paneles solares o aerogeneradores. También, que se mejore el net metering, que es un sistema en que el usuario puede producir su propia energía y la energía que no ocupa la inyecta al sistema y la compañía le paga por cada kw inyectado. El problema es que hoy la empresa paga mucho menos al productor de energía, de lo que este debe pagar cuando le compra a la empresa”.


Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.