¿A quiénes queremos en el municipio? - Por Nicolás Mansilla

Desde el 23 de septiembre – de acuerdo lo que establece la ley 18.700 – comienza el periodo de propaganda electoral en espacios públicos y privados autorizados de cara a las elecciones municipales de octubre próximo, pero estamos pasando por un momento de desconfianza tan dramático en nuestro país que posiblemente afecte el desarrollo de este acto democrático porque vamos a cuestionar cada palabra y discurso de los que digan los candidatos al municipio en todo el territorio nacional. Sin embargo, estas elecciones son una oportunidad para poder demostrar el descontento colectivo que abunda en nuestra sociedad y así “castigar” a los que no cumplen y “premiar” a los que verdaderamente luchan por el pueblo.

Hasta octubre permanecerá el espectáculo gratuito de cada 4 años. Me refiero a la verdadera tormenta de promesas que se aproximan. No obstante, tenemos que ser capaces de discernir y tratar de ser objetivos a la hora de poner en juicio a los candidatos, pues como mencionaba en una de mis columnas anteriores, Chile necesita una renovación política urgente, ya que estos son los únicos capaces de poder solucionar los verdaderos problemas, como por ejemplo, el de la señora que sale a las siete de la mañana para tomar la locomoción colectiva e ir a sus lugares de trabajo y retornar a las ocho de la noche para atender a sus hijos y ayudarlos con las tareas del colegio. Los nuevos líderes deben ser capaces en comprender las necesidades de diversas familias y a la vez entregar soluciones a ellas; deben solucionar los bajos salarios; deben cambiar el sistema de pensiones, salud y educación que es precario; deben preocuparse por la delincuencia, por el medio ambiente, por los barrios, etc. Pero ¿Dónde encontramos esa renovación? Aquí viene el problema. 

En la actualidad, debemos construir un país que sobrepase las ideologías. Hoy no se necesita estar involucrado con algún partido político porque desde el retorno a la democracia hemos visto como los rostros que apoyaron y rechazaron a Pinochet han caído en el sistema que implementó el dictador. La alegría llegó para ellos que lograron beneficiarse a costas del dolor y sufrimiento de miles de chilenos que salieron a las calles durante diecisiete años para poder derribar a un Gobierno que impuso su opinión por sobre los demás para poder entregar Chile a cinco familias que - en la actualidad - son dueños de este país.

Por lo anterior, la invitación debe ser clara y precisa. Sí usted está habilitado para sufragar debe informarse de los programas que los candidatos a alcalde y concejales quieren ejecutar en su comuna para que de esta forma podamos ser ciudadanos consecuentes y partícipe de un cambio que permita salir de esta crisis social que estamos atravesando. No debemos en un futuro próximo terminar por revivir los viejos fantasmas del pasado que dejaron tanta amargura en los chilenos. El cambio está en todos nosotros y el futuro de tú ciudad y del país está en tus manos. Basta de reclamar por Facebook y de protestar por las redes sociales; basta de exigir si tú no cumples tus deberes; basta de poner “likes” o “emojis” que son inútiles si tú no te levantas en estas elecciones y expresas tú opinión. Los políticos no cambiarán Chile, los únicos que pueden cambiarlo somos nosotros. 

 




Por, Nicolás Mansilla
Estudiante de periodismo UACh
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.