Ya no más, necesito que se me trate con dignidad y se me permita desarrollarme como profesional apelando siempre a mi seguridad, a mi dignidad como mujer

Mi nombre es Yosselin Viviana Parra Vejar, docente de la escuela Soberanía Alto Río Cisnes de la comuna de Lago verde. Nacida y criada en esta comuna. Docente hace 6 años de dicha comuna y madre de un hijo de 7 años. Hace 8 años sufrí un accidente automovilístico que lamentablemente me ha dejado en silla de rueda para toda mi vida, pertenecí a la TELETON durante 7 años. De los 6 años de docencia que he ejercido en esta comuna siempre he estado al servicio de mi municipalidad, ejerciendo 2 años de docente encargada en la escuela Soberanía, como unidocente. Durante 5 años nunca presente ninguna licencia, pero este año me encontré con problemas de salud por lo cual me llevo a tener reposo y terapia por unos meses.

Lo que me hace recurrir a este medio es que el día 17 de octubre del presente año llega a mi correo personal un memorándum con fecha 14 de octubre 2016 el cual expone un traslado a la localidad de Villa Amengual en el cual se expone que debó estar trabajando en esta escuela el día 20 del mismo mes y con termino de este el 31 de diciembre, donde se manifiesta la falta de docentes en esta escuela y la baja de matrícula de la escuela Soberanía. Donde  se me asignara una vivienda y transporte. Recibiendo dicho documento y por la situación de discapacidad que presento decido responder y apelar a dicha resolución, exponiendo cada una de las dificultades   para resolver en conjunto al alcalde subrogante Alejandro Contreras Morales la reevaluación a este memorándum donde expongo lo siguiente:

ü  De acuerdo a mi discapacidad acreditada por el servicio nacional de la discapacidad donde mi compromiso físico es de un 80 %.  Me es difícil trasportarme de un lugar a otro donde las condiciones físicas y naturales propias  del lugar comprometen no solo mi estado físico sino también mi nula autonomía

ü  La lejanía hacia la localidad de Villa Amengual compromete no solo mi estado físico si no mental al no poder contar con alguien que me asista en mis necesidades básica, ya que dispongo solo de la ayuda de mi padre el cual trabaja en Alto Río Cisnes y mi hermana en Villa la Tapera.

ü  En no poder tener a nadie que me asista y me ayude ponen en riesgo mi salud y con ello mi vida. Ya que requiero de una persona capacitada y con experiencia no solo por el traslado de un lugar a otro sino también en mis necesidades básicas.

ü  La desocupación de la  vivienda que dispongo en este momento y su repentino traslado pone mis bienes materiales adquiridos durante estos años con trabajo y esfuerzo en riesgo y deterioro.

ü  El tener a mi hijo estudiando en la escuela Soberanía un traslado significa una inestabilidad emocional y académico, ya que este año han sido de grandes cambios los cuales se han manifestado en un  desequilibrio, que producto de la enfermedad que me aquejo hace unos meses atrás a tenido que adaptarse a cambios muy brusco dentro de un corto tiempo.

ü  Que al contar con mi familia en Villa la Tapera se pueda evaluar mi traslado a esa localidad ya que cuento con la ayuda de mi hermana y familiares los cuales cubrirán mis necesidades básicas y de traslado de un lugar a otro.


Como es debido espero una respuesta a esta apelación y reevaluación, pero como esta no llega y cumpliéndose  el plazo que se me había asignado, la docente a cargo de la escuela sufre un problema de salud donde me toca remplazarla y hacerme cargo del establecimiento a lo cual hago nuevamente un documento con fecha 21 de octubre dirigido al alcalde subrogante y representante del DAEM donde expongo lo siguiente:

Informo a usted que de acuerdo al MEMORÁDUM N°004/2016 debía estar trabajando en la escuela Villa Amengual el 20 de octubre del presente año, lo que no se ha llevado a cabo ya  qué aún estoy en mi lugar de trabajo cumpliendo con mis labores profesionales  en la escuela Soberanía de Alto Rio Cisnes, donde la docente a cargo se encuentra delicada de salud. He  estado realizando   mis labores de docente en forma normal a la espera de los conductos regulares al traslado como la movilización y vivienda. Y  así   también esperando   la respuesta que di al  MEMODÀNDUM Nº 004/2016, que  recibí al correo personal   el día 17 de octubre del presente año, el cual fue respondido en forma inmediata  donde  solicitó una reevaluación a la decisión tomada en este.

Pasando un tiempo bastante largo  sin recibir ningún tipo de respuesta ni evaluación y cumpliendo con mi trabajo en forma normal y mi hijo asistiendo en forma regular al establecimiento. El día lunes  21 de noviembre a las 17:00 y avisada por mi jefa directa me manifiesta  que al termino de  mi clase revise mi correo que me  había llegado algo importante. Terminando mi taller y dando por finalizada mi jornada escolar lo  reviso encontrándome con la sorpresa de  que se hará efectivo el traslado durante la semana donde no se indica fecha ni hora de este, por lo cual me llama la atención ya que con anticipación había solicitado 2 días de permiso administrativo para el jueves y viernes de dicha semana el cual ya contaba con la aprobación de la docente encargada del establecimiento ya que debía recurrir a la ciudad de Coyhaique por control médico y revisión de mi silla de rueda, en la TELETON por deterioro de esta.

Después de leer mi correo decido llamar a don Alejandro Contreras para conversar con el sobre el tema el cual no pudimos lograrlo por la señal telefónica que en algunas ocasiones son inestables por lo que le planteo a mi colega la posibilidad de poder enviarle un watsap , realizando esto y obviamente explicándole por que utilizaba este medio poco formal, logre entablar una comunicación con el alcalde subrogante, explico en forma muy personal todo lo que me sucedía exponiéndole principalmente que mi problema no pasaba  por no querer irme, sino más bien  porque no tenía quien me acompañara y me asistiera en el baño, que mi vida corría riesgo y que  la persona que lo hiciera  deba ser de confianza y de experiencia. Que al no tenerla  un mal procedimiento, llevaría  solo a tener minutos de vida. Solicito  que se me envié a Villa La Tapera ya que hay tengo a mi hermana que me puede ayudar. Que no podía hacer responsable a mi familia  a moverse, que  mi hermana no podía  ir a acompañarme ya que está embarazada y a cargo de mi hermana pequeña que estudia en Villa la Tapera y mi sobrino de 5 años. Que mi  padre que trabaja hace 30  años en la estancia Río Cisnes no podía poner en riesgo su trabajo.

Apele  a más de una alternativa que me permitiera terminar el año en mi establecimiento y que en las vacaciones me dedicaría a encontrar una persona, no encontrando ninguna solución ni comprensión de este, ese día decidimos conversar el día martes 22 de noviembre a lo cual lo llame en varias ocasiones por lo que no obtuve respuesta, porque él se encontraba de viaje en la ciudad de Santiago y con diversas reuniones.

El día miércoles 23 de noviembre estando en mi aula con mis alumnos llega un camión con la docente de educación física que se transporta todo los miércoles a hacer sus clases, después de saludarme el chofer me pregunta si estoy lista a lo cual me deja sin respuesta. Cuando  me expone que venía a dejar a la docente y aprovechando el viaje llevaría mis cosas. Observando el camión, el cual no cumplía con ningún tipo de seguridad para mis enseres y yo aun sin nada embalado decido llamar a Don Alejandro el cual me contesta a través de un mensaje que se encontraba en una reunión muy importante, respondiendo su mensaje le pregunto: ¿de qué se trataba ese traslado tan repentino?, que pasaba con mi viaje a Coyhaique que solicite y como no me responde decido dejar sin efecto este traslado. Con un dolor en mi alma y mis ojos llenos de lagrima acudo a mi jefa directa manifestándole la falta de sensibilidad y el trato indigno que se me estaba dando por parte del municipio, reconozco que llore de rabia e indignación al ver que ese camión que era abierto y pequeño era el que se me había asignado para el traslado de mis bienes y agregando digo lo siguiente: “puede que mis cosas no tengan tanto valor, pero las he comprado con esfuerzo y son mías”.

Estando con la docente a cargo de la escuela Soberanía y tratando de evaluar la situación decido terminar mi jornada laboral  en el horario normal y viajar a la ciudad de Coyhaique como lo tenía presupuestado a  asesorarme ya que mis derechos como docente y persona con discapacidad fueron trastocados. Manteniendo múltiples reunión y siempre apoyada por el gobernador Cristian López, el presidente del colegio de profesores Mario Sandoval y la señora Ana Bahamondez y la directora del SENADI Patricia Baeza y Luis Gomez. Decido  presentando un recurso de protección con ayuda del abogado del  SENADI Don Ernesto Fernández Acuña. También solicite y se tomó en cuenta mi tema  en la reunión de consejo municipal  del 25 de noviembre del 2016, en Alto Río Cisnes pero como no me encontraba y no asistió ningún representante del municipio quedaron muchas dudas lo cual impidió una evaluación profunda
Por cada uno de los momentos que viví en este corto periodo y asistiendo a mi control rutinario debí presentar licencia por un grave problema muscular, tensional e insomnios. Que me aqueja hasta el momento.

 Desde ese momento comencé una lucha incansable por hacer entender a mi municipio y  al alcalde Nelson Opazo López y al secretario municipal Alejandro Contreras Morales  sobre la integración y los derechos de las personas con discapacidad, ley de la inclusión 20.422 promulgada el año 2010 donde se deja claramente establecido que cada organismo que tenga una persona con discapacidad debe velar por su seguridad y comodidad, no llegando a ninguna comprensión ni reevaluación.

 El día 1 de diciembre a las 15:30 en la localidad de Villa la Tapera  y como es debido decido asistir a la reunión de consejo acompañada por la concejala reelecta Karina Muñoz la cual estaba en conocimiento de todo lo que me sucedía  y fue ella quien  expuso mi tema en el consejo anterior. Esperando y apelando al apoyo de todos los concejales de mi comuna, los cuales son los encargados de fiscalizar las gestiones del municipio, expongo cada uno de mis argumentos que considero que se deben tomar en cuenta a la hora de mi traslado, explicando en forma muy personal mi intimidad como mujer y mi seguridad como trabajadora. Pidiendo  que los criterios de este tipo de traslados estén acorde a las necesidades  personales e individuales de  los docente y establecimientos en cuestión.

Aun no logro entender los objetivos de los traslados a estas alturas del año donde mi presencia en Villa Amengual aún no es justificada ya que el año escolar  se termina el día 15 de este mes donde los objetivos pedagógicos planteados durante el año de cada establecimiento ya se han cumplido, donde la vivienda que se me otorga aún está habitada por un docente y no cuenta con ningún tipo de comodidad para una persona con las necesidades que requiero, en cuanto a las ramplas de acceso, tamaño del baño y las puertas. Al momento de yo ser movida que sucede con la el derecho que tiene mi hijo a una educación digna y calidad, donde tuve que verme en la necesidad de cerrarle el año, donde quedan sus actividades de fin de año, su gira estudiantil en la escuela Soberanía, acaso él no tiene derecho a gozar de esto.

Y si el municipio sabe que los traslados para los alumnos son hasta el 31 de octubre que pasaría con mi niño. Por más que intente comprender esta situación no logro hacerlo, es tan difícil de entender que necesito a  mi familia para poder desarrollarme. Que necesito una estabilidad laboral, que pasara conmigo el 31 de diciembre me enviaran a Lago Verde. Donde  queda la humanidad de mi municipio a cargo de don Nelson Opazo con las oportunidades de la gente de nuestra común. En la reunión de consejo,  todos los  concejales y la comunidad que asistió  le pidieron  y le implorarón una reevaluación. Fue casi imposible que nadie se emocionara con lo que expuse. Don Nelson Opazo   solo argumento: Qué esta, era una decisión tomada y que se basaba solo en la legalidad, de que al municipio se le daba autonomía en relación a los movimientos de los docentes.

 Ya no más, necesito que se me trate con dignidad y se me permita desarrollarme como profesional apelando siempre a mi seguridad, a mi dignidad como mujer y la inclusión, palabra que este mes se ha tocado en múltiples ocasiones y siendo una fecha tan importante como la TELETÓN y su noble causa. Donde mis primeros logros lo obtuve en esta institución se me ha mostrado  más de una vez  como un ejemplo para la sociedad  de superación, oportunidades y esperanza. He luchado 8 año por superarme cada día he entregado 6 años a mi comuna y me llama enormemente la atención que no se me conozca y valore. He mantenido siempre mi humildad  he puesto mi alma y mi corazón en lo que más me apasiona, el educar.

¿Qué tipo de educación estamos entregando a los niños de esta comuna?, con un alcalde incapaz de ponerse en los zapatos de sus trabajadores y de las personas con discapacidad. Excluyendo, no solo a mí persona si no aun alumno más de la comuna como lo es mi hijo.

¿Cuál es el trasfondo de este traslado y todos lo que está sucediendo con los docentes en mi comuna?, ¿Cuál es el objetivo de denigrar a una persona como yo?, Que ha entregado su vida profesional en labor a educar y formar personas con valores de aceptación e integración.

¿Qué significa integración e inclusión para un municipio incapaz de ver más allá de sus ojos?, ¿Que oportunidades reales se les dan a los jóvenes y personas nacidas y criadas en esta hermosa comuna?.

Me canse y me desilusione de las autoridades de la ilustre municipalidad de Lago Verde, que son capaces de poner en riesgo mi vida donde, lo único que he hecho  es ejercer esta profesión por la que tanto luche por conseguir.  No comprendo y no acepto los criterios que se toman a la hora de un traslado casi finalizando el año. Donde queda mi estabilidad laboral y emocional. No tuve ni la oportunidad de despedirme de mis alumnos y mi hijo no pudo decir adiós a sus compañerito. Dhamir tuvo que dejar de soñar con su gira, estar en la foto del término de año y de compartir su once de despedida. Como don Nelson Opazo y Alejandro Contreras han dejado de sentir empatía hacia mí y mi familia, si me han visto crecer como persona.

Sé que con esto quizás  mi despido sea algo inminente pero quiero aclarar que luchare por mis derechos y por lo que considero justo. Qué tomare cada instancia que este en mis manos para hacer valer la inclusión laboral a la comuna de Lago Verde

Por,
Yosselin Viviana Parra Vejar
Docente comuna Lago Verde


Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.