Descifrando enrejados - Por Ramiro Bahamonde

Hace casi 3 semanas atrás estábamos armando "Enrejados", meses de trabajo para intentar dar un paso adelante en la escena plástica de la región. Como olvidar la primera pintura "Celdas mojadas", hecha en el mes de Abril o como tuvimos que visualizar el tamaño de la instalación, o la estética que quería darle, el sonido y como conjugar realidad v/s interpretación de la misma, la iluminación siempre ha sido compleja, el Centro Cultural es luminoso para recrear espacios siempre con poca luz o el sonido que tenía que tener un volumen medio/alto, pese a todo y después de dos días, finalmente estaba montada la instalación y lista para ser inaugurada. 

Hoy estuve haciendo clases a internos de la cárcel de Coyhaique, tal vez las rejas suenan igual a la instalación de Enrejados, el sonido es similar y ciertamente los retratados están allí, te saludan cordialmente, preparados para tomar los pinceles e involucrarse en la creación de mundo distantes a su propia realidad, sin embargo esta no es una interpretación artística, ellos no van a escribir un comentario o sacarse una foto tras las rejas, van a pintar unas horas de una tarde cualquiera y volver a su realidad cotidiana, a extrañar a sus hijos, como en "La despedida" o a lavar la ropa para aprovechar el día de sol y viento. Son condenados y eso nadie puede discutirlo, son culpables y están pagando por sus delitos, están consientes de eso y cada día es uno menos para caminar de nuevo por las calles. 

Alguien tal vez y con razón se pregunta porque retratar internos de cárceles, donde está el arte o la belleza, son preguntas validas, pero tienen respuesta, la pintura es mucho más que contemplación o un objeto decorativo, es un medio que permite al artista poder mostrar su visión particular de realidades especificas, su interpretación o denuncia, y también una forma real de generar debate como en este caso. La libertad creativa no puede tener barreras y menos existir la censura para ciertos temas, tal vez estoy optando por medio de mi trabajo a reflejar realidades duras e incomodas para muchos, pero no por creer que no existen, estas van a desaparecer.

No quiero justificar la delincuencia, tampoco hacerlos parecer como mártires o victimas, pero si todos tuviéramos las mismas oportunidades tal vez la realidad sería distinta, si los culpables de grandes desfalcos al estado fueran condenados a pagar con cárcel sus delitos y no en la comodidad de un departamento lujoso sería distinto, si más ciudadanos exigieran cumplir las promesas a los candidatos y que estos rindan cuenta a la gente que los eligió y no al partido o al gobierno de turno, también sería distinto, si a todos nos molestara la pobreza en que muchas personas viven sus días y nos involucráramos en darles una mano, seria distinto, esa es mi visión de estos temas y mi forma de visualizar esto es con Enrejados, con esta jaula que por un instante le saca de su cotidianidad y donde el espectador es parte de la obra, queda una semana de exhibición, visite esta muestra, tome asiento y reflexione en su propia realidad, hace bien desconectarse, volverse análogo en este mundo digital y darse el tiempo para solo observar y observarse.






Por, Ramiro Bahamonde
(Bagual Aerografías)
Compartir en Google Plus

Sobre El Chelenko

Desde nuestra agencia, Chelenko Comunicaciones, realizamos asesorías periodísticas, asesorías comunicacionales, nos especializamos en el posicionamiento de marcas, generación de contenidos y administración de redes sociales, además de difusión de publicidad en nuestro medio.